• @ISPE

Cómo crear un plan de reclutamiento de éxito



Índice

  1. ¿Qué es un plan de reclutamiento?

  2. ¿Por qué es necesario realizar un plan de reclutamiento?

  3. Pasos a seguir para hacer un plan de reclutamiento

  4. Determinar la necesidad

  5. Determinar el puesto de trabajo y las skills necesarias

  6. Escoger la manera de reclutamiento

  7. Presupuesto y fuentes de reclutamiento

  8. Definir el proceso y la evaluación

  9. Decisión final

  10. Incorporación y formación

  11. Evaluación

Un plan de reclutamiento se trata de la oportunidad perfecta para construir una plantilla de empleados afín con la empresa. Todos los departamentos de Recursos Humanos de las organizaciones contratan empleados pero, ¿están realmente utilizando las herramientas adecuadas para ello?

¿Qué es un plan de reclutamiento?


Un plan de reclutamiento es una estrategia en la cual los reclutadores pueden implementar vínculos con la empresa y el candidato. Normalmente, acostumbra a ser un documento en el cual se establecen todos los pasos a seguir. En este documento se pueden ver las vacantes disponibles, las jornadas de trabajo que se desean cubrir, como llevar a cabo el proceso de reclutamiento, etc.


El principal objetivo del plan de reclutamiento es reducir el tiempo para escoger al mejor candidato o candidata.


¿Por qué es necesario realizar un plan de reclutamiento?


Llevar a cabo un plan de reclutamiento es necesario de principio a fin. Si quieres saber el porqué, te contamos algunos de los puntos claves a continuación:

  • Encontrarás personal cualificado

  • Ahorro de tiempo

  • Los candidatos se sienten acogidos por la compañía

  • Eleva la visibilidad de la empresa frente a la competencia

  • Calidad de proceso

  • No hay posibilidad de periodos de inactividad en la empresa

Estos han sido algunos de los motivos por los que es esencial realizar un plan de reclutamiento. Y tú, ¿implementarías uno en tu empresa en caso de tenerla?


Pasos a seguir para hacer un plan de reclutamiento

Hay algunos profesionales que no consideran que existan unos pasos determinados a seguir a la hora de realizar un plan de reclutamiento. Sin embargo, creemos firmemente que todos los departamentos de Recursos Humanos deberían tener unas bases para la selección de empleados.

1. Determinar la necesidad

Antes de afrontar el proceso de selección debemos saber de dónde proviene la necesidad y qué necesitamos para nuestra plantilla. Esto será importante porque nos ayudará a escoger los KPI'S necesarios para el proceso. Es relevante definir cuánto va a durar esta necesidad, el nivel de relevancia y el presupuesto para afrontarla.

2. Determinar el puesto de trabajo y las skills necesarias

Una vez conozcamos la necesidad de nuestra compañía, debemos definir qué tareas va a realizar la persona que cubra el puesto de trabajo, así como también se definir otros aspectos como; riesgo, frecuencia o responsabilidades. A partir de este análisis, deberemos construir algo así como un retrato robot imaginario (físicamente) pero, con respecto a las habilidades requeridas se debe ser claro y preciso. Por eso mismo, es necesario dejar claro en la oferta de trabajo las habilidades que se buscan para cubrir ese puesto.

3. Escoger la manera de reclutamiento

Existen muchos tipos de reclutamiento. Diferenciamos entre reclutamiento externo, interno y mixto. Dependiendo de los objetivos previos, la empresa escogerá un tipo de reclutamiento u otro.

Reclutamiento externo El reclutamiento externo es aquel que busca talento fuera de la empresa. Esta búsqueda se puede llevar a cabo mediante distintas estrategias, como por ejemplo:

  • Proceso de headhunting

  • Portales de empleo

  • Redes sociales (por ejemplo: LinkedIn)

  • Ferias de empleos

  • Búsqueda a través de internet

  • Servicios de empleo

  • Día de puertas abiertas

  • Outsourcing

Reclutamiento interno El reclutamiento interno, al contrario que el externo, busca cubrir una o varias vacantes mediante las personas que ya forman parte de la empresa o que en el pasado haya sido partícipe de esta. Algunas de las estrategias a utilizar en este tipo de reclutamiento son:

  • Base de talento

  • Referidos

  • Becarios o trabajadores en formación

  • Recontratación

Reclutamiento mixto Como su propio nombre indica, el reclutamiento mixto se basa en mezclar estrategias de los dos anteriores para dar con el candidato o candidata ideal. Normalmente en este tipo de reclutamiento, la empresa habilita un buzón (digital o físico) para recibir curriculums de personas exteriores a la empresa mientras busca en la plantilla al candidato ideal. El reclutamiento mixto es, por lo tanto, una manera de no cerrar ninguna ventana de oportunidades.

4. Presupuesto y fuentes de reclutamiento

A no ser que la empresa se trate de una gran multinacional, el presupuesto de reclutamiento suele ser nulo o muy bajo, ya que existen muchas maneras gratuitas de cubrir vacantes. Es por eso que, como profesional del departamento de Recursos Humanos, deberás escoger cuidadosamente las fuentes que quieras utilizar. Pero,


¿cómo escoger estas fuentes?

La respuesta es lógica, para ello deberás saber en qué nicho se puede encontrar tu candidato ideal. Por ejemplo, si estás buscando a una persona con muchos años de formación, lo más probable es que no lo vayas a encontrar en redes sociales como Instagram o TikTok y tendrás que buscar en portales de empleos especializados o mediante recomendaciones.

5. Definir el proceso y la evaluación

Este paso puede parecer una obviedad pero, además de decidir quién se va a encargar de entrevistar a los candidatos, tienes que decidir a cuántos de los perfiles seleccionados se van a entrevistar por día y el tiempo que durará cada entrevista. Además, deberás definir qué pruebas o preguntas deberán superar con éxito para aprobar el proceso de selección. Entre las pruebas existentes que puedes escoger se encuentran; pruebas psicológicas y psicotécnicas, pruebas in-basket, assessment center… Dependiendo de las habilidades que necesites corroborar, escogerás unas u otras. Estas evaluaciones pueden ser administradas utilizando sistemas como www.infoevaluaciones.com

6. Decisión final

La decisión final debe ser escogida por un cargo alto de la empresa y que, por lo tanto, sea un profesional. El CEO o el jefe de línea son algunos de los puestos que pueden estar habilitados para ello. Una vez se haya decidido quién escogerá al candidato ideal, se debe tomar una decisión con la mayor objetividad posible.

7. Incorporación y formación

A diferencia de lo que se cree, el proceso de selección no termina cuando se toma la decisión final. Una vez el empleado seleccionado haya sido avisado de su incorporación a la empresa, este debe ser acompañado durante todo el proceso. Se debe pensar qué persona acompañará al nuevo empleado en sus primeros pasos y, en caso de que esto sea necesario, qué formación necesitará cuando esté dentro de la empresa.

8. Evaluación

El último paso antes de dar por acabado el proceso de selección es la evaluación. Durante este paso deberemos evaluar al empleado. ¿Lo está haciendo bien? ¿Quizá necesita ayuda en x tarea? ¿Cómo puedo hacer que se sienta más acogido por la empresa?

Durante la evaluación también se recogerán los datos pertinentes para detallarlos en el plan estratégico. Si finalmente la empresa está contenta con el trabajador y este sentimiento es recíproco por parte de los dos, significará que el plan de reclutamiento ha sido todo un éxito.




2 visualizaciones0 comentarios

Tel. 809.687.1824